sábado, 27 de junio de 2009

Alcalá vieja y bonita

Me sorprendió hoy un nuevo “viejo” callejón restaurado en mi Alcalá cotidiana, como resultado de ese loable afán del Ayuntamiento de mantener los centenarios muros y construcciones. Solo así es posible que sea tan bonita esta Villa de más 2000 años, sobre cuyos campanarios anidan y vuelan las cigüeñas.

Al bajar por la calle Libreros este mediodía de sábado encontré un nuevo resquicio, fachadas de piedra que se extienden ahora por este antiguo y estrecho Callejón de las Santas Formas para enlazarla con la remozada plaza de San Lucas. Bajo al plaza hay un moderno aparcamiento.

Buena manera de combinar tiempo y tradición con la funcionalidad de una ciudad moderna, en la que sobran coches y falta lugar.

Al final se ve como brota una higuera, verde, desde los desolados muros de la antigua iglesia de los jesuitas. Increíble, otro buen contraste, del que dejo estas instantáneas.

No hay comentarios: