sábado, 13 de abril de 2013

La marca España y sus avatares...

Leo y escucho dondequiera por estos días que...‘la imputación de la infanta Cristina daña la marca España…’; que se ventilen a la luz pública las irregularidades asociadas al ex tesorero del PP Luis Bárcenas, es algo que ‘no es bueno’ para la marca España; que en la cárcel madrileña de Soto del Real esté preso el ex presidente de la Confederación Española de Empresarios Gerardo Díaz Ferrán, por desvíos millonarios tampoco es bueno para la marca España… (por cierto, allí están también pernoctando algunos de los de la trama Gürtel) ¿No será que lo que daña la marca España es el subyacente? Que haya tanta corrupción de cuello blanco, tanto dinero desviado, tanto soborno, tanto contubernio, tan poco escrúpulo y tanta falta de integridad campando a sus anchas ahí fuera? Iría mejor a la marca España que no se divulgasen esos escándalos, sino quedaran solo en petit-committee?… O que haya transparencia y corra el aire de una vez?
Quizás - a pesar de lo escandaloso - no sea tan malo sino bueno para la marca España el hecho de que en este país, a la larga, no exista inmunidad para políticos y empresarios corruptos, y que toda conducta punible se investigue, se aclare y se juzgue, provenga de donde provenga. Si, de paso, regresan a su sitio algunos de esos dineros para reponer las deficitarias arcas del erario público, mejor.

Puede ser que, al contrario, esa percepción de transparencia y justicia democrática sea tan buena para la marca España como Nadal, Gasol, Fernando Alonso y la selección española de fútbol, digo yo…

1 comentario:

dpalabra dijo...

Buscando un título para un post que preparo sobre la dichosa marca, me encuentro con el tuyo.

Lo de la marca España es un señuelo absurdos, una es coartada para limitar libertades. No protestes que perjudica a la marca España, no te manifiestes porque se perjudica la imagen de España en el exterior. Sólo les falta argumentar: no pienses porque pensar perjudica...